Contacta ahora: 01-6221274/994570256/954838171

Que es Halloween

que es hallowen

QUE ES HALLOWEEN

Etimología:

La palabra Halloween o Hallowe’en data aproximadamente de 1745 y es de origen cristiano. La palabra “Hallowe’en” significa “Noche de los Santos”.​ Proviene de un término escocés para la víspera de Todos los Santos (la noche anterior al Día de Todos los Santos).​ En escocés, la palabra “eve” es par, y se contrae como e’en o een.

Con el tiempo, (All) Hallow (s) E (v) en evolucionó a Hallowe’en. Aunque la frase “All Hallows” se encuentra en inglés antiguo, “All Hallows’ Eve” no se ve en sí misma hasta 1556.

HISTORIA:

Influencia gaélica y celta: Se cree que las costumbres de Halloween de hoy en día han sido influenciadas por las costumbres y creencias populares de los países de habla celta, algunas de las cuales se cree que tienen raíces . Jack Santino, un folclorista, escribe que “en toda Irlanda existía una tregua incómoda entre las costumbres y creencias asociadas con el cristianismo y las asociadas con religiones que eran irlandesas antes de la llegada del cristianismo”.

El historiador Nicholas Rogers, al explorar los orígenes de Halloween, señala que si bien “algunos folcloristas han detectado sus orígenes en la fiesta romana de Pomona, la diosa de las frutas y semillas, o en la fiesta de los muertos llamada Parentalia, está más típicamente vinculado a el festival celta de, que viene del antiguo irlandéspara ‘fin del verano'”.

Samhain fue el primero y más importante de los cuatro cuartos del día en el calendario gaélico medieval y se celebró del 31 de octubre al 1 de noviembre​ en Irlanda, Escocia y la Isla de Man.

En la misma época del año, los celtas británicos celebraron un festival afín, llamado Calan Gaeaf en Gales, Kalan Gwav en Cornualles y Kalan Goañv en Breizh; un nombre que significa “primer día de invierno”.

Para los celtas, el día terminaba y comenzaba al atardecer; así, el festival comenzó la noche anterior al 7 de noviembre según los cálculos modernos (el medio punto entre el equinoccio y el solsticio).

Samhain y Calan Gaeaf se mencionan en algunas de las primeras literatura irlandesa y galesa. Los historiadores han utilizado los nombres para referirse a las costumbres celtas de Halloween hasta el siglo XIX,​ y siguen siendo los nombres gaélico y galés para Halloween.

Recientemente se ha reivindicado otro origen:

La mesnie o mesnada, ejército, compañía o procesión de muertos. Según testimonio de Guillermo de Auvernia en el siglo XIII, la procesión de difuntos se denominaba «vulgari gallicano Hellequin et vulgari hispanico exercitus antiquus» («en galicano Hellequini y en hispánico ejército antiguo o hueste antigua»).

La etimología Hallows’ Eve

para Halloween entonces ha de ser una interpretación erudita; nombre y contenido enlazan con el folklore de la Cacería salvaje, la Santa Compaña, la estantigua (estántiga en gallego y portugués).

El término «Halloween» en sí mismo sería una derivación del nombre dado al capitán de esta procesión de muertos, que a su vez provendría de tradiciones antiguas del Norte de Europa; este nombre, según esta teoría, acabó derivando también en Arlequín.

ACTUALIDAD

Hoy en día, Halloween es una de las fechas más importantes del calendario festivo estadounidense y canadiense. Algunos países iberoamericanos, conociendo aún esta festividad, tienen sus propias tradiciones y celebraciones ese mismo día, aunque coinciden en cuanto a su significado: la unión o extrema cercanía del mundo de los vivos y el reino de los muertos:

En Europa son muchas las ciudades en las que los jóvenes han decidido importar el modo con el que Estados Unidos concibe Halloween celebrándolo con fiestas y disfraces. Aunque en algunos lugares, como Inglaterra, la fiesta original ha arraigado de nuevo.

El hecho de que esta fiesta haya llegado hasta nuestros días es, en cierta medida, gracias al enorme despliegue comercial y la publicidad engendrada en el cine estadounidense.

La imagen de niños norteamericanos correteando por las oscuras calles disfrazados de duendes, fantasmas y demonios, pidiendo dulces y golosinas a los habitantes de un oscuro y tranquilo barrio, ha quedado grabada en la mente de muchas personas.

En esa noche los espíritus visitaban las casas de sus familiares, y para que los espíritus no les perturbasen, los aldeanos debían poner una vela en la ventana de su casa por cada difunto que hubiese en la familia.

Si había una vela en recuerdo de cada difunto, los espíritus no molestaban a sus familiares; si no era así, los espíritus les perturbaban por la noche y les hacían caer entre terribles pesadillas.

Share this post



Open chat